Justificación histórica

Los estudios llevados a cabo por los historiadores determinan que el alminar o campanario de San Román se anexó posteriormente a la nave principal de la iglesia. Aunque no especifican la fecha exacta, sí ofrecen un dato aproximado sobre su construcción: entre finales del siglo XIII y principios del XIV.

Me he tomado la licencia de incluir la torre en mi historia. Lo he hecho por dos motivos. El primero porque en el Toledo del año 1266 ya existían torres o campanarios de estilo mudéjar en otras iglesias. En segundo lugar, cualquiera que haya visitado la parroquia de San Román convendrá conmigo en que ambas construcciones son inseparables. Es la iglesia más particular que existe en la ciudad. Sin duda, la más bella de Toledo.

 

Más información