Rubén Harrysson

Ha vivido la mayor parte de su vida en Madrid. Ha trabajado en radio, como actor de doblaje, locutor comercial y de documentales. Desde el año 2013 reside en Estocolmo donde compagina la escritura y la batería, que toca en dos bandas de rock.

Palabras del autor

He estado trabajando en este proyecto los últimos cinco años. Mi oficina han sido las cafeterías de la isla sur de Estocolmo, los trenes y los metros de la ciudad, los parques —aquí son más parecidos a bosques—, todo aquel lugar que me permitía sentarme con mi pequeño portátil. Ha sido fácil no dejarse llevar por las prisas y la exigencia. En esta maravillosa ciudad, hay dos cosas que ayudan a ello: su silencio y la falta de luz de sus largos inviernos. Sus habitantes viajan constantantemente en busca del sol. Pero los que venimos de climas más amables, necesitamos por fuerza sentir otro tipo de calor: escribir es un antídoto contra la oscuridad. Basta con abrir el portátil, dejar que la pantalla te ilumine el rostro y ponerte a imaginar otros mundos.