fbpx
Artículos

La judería de Toledo: una ciudad dentro de una ciudad

By 02/06/2020No Comments

La judería toledana es el barrio donde ocurren los lances más misteriosos y determinantes de la novela. Un entorno donde Ashir, el prestamista, fija su objetivo. Por su casa van desfilando los actores de la novela y con cada conversación se destapará una nueva incógnita.   

En el siglo XIII, la muralla de la ciudad y el propio río Tajo convertían Toledo en una ciudad fortificada. Asimismo, la aljama se encontraba circundada por una muralla que la salvaguardaba de las amenazas de la propia urbe. En su interior había un castillo, hornos, un mercado, una sinagoga, baños y, además, las viviendas de los sefardíes. La aljama operaba como una especie de ciudad independiente. Si bien parte de los sefardíes tenían sus negocios en la alcaná mercado próximo a la Catedral y de tradición hebrea la mayoría de los vecinos no se aventuraban a salir de la judería. Especialmente las mujeres.  

Las calles de la judería eran de geometría imposible, escaleras que no llevaban a ninguna parte, calles con entrada, pero sin salida. mapa de Toledo

Muchas de las familias ricas de la época poseían casas con patios independientes. Levantaban sus viviendas sobre muros exteriores y les añadían puertas falsas para confundir a los ladrones. No es de extrañar que tomaran estas precauciones, pues normalmente eran mirados con recelo por sus vecinos cristianos y se les humillaba públicamente al tener que otorgar 30 monedas de plana al arzobispado todos los años de manera simbólica, por la traición de judas a Cristo. Además, muchos de los prestadores de dinero sefardíes vivían alquilados en la aljama a pesar de poseer numerosas viviendas en el resto de la ciudad, fruto de impagos de cristianos.   

En el año 1266, se extiende el rumor de que el rey Alfonso X pretende rebajar las imposiciones prestatarias de los usureros judíos. Del 33 por ciento al 25 por ciento, por considerarlas abusivas. En la novela este es el desencadenante que motiva la reacción de Ashir, el prestamista. Intuye que los tiempos prósperos para los sefardíes de Toledo están a punto de cambiar y decide tomar cartas en el asunto. Realizará un movimiento que puede costarle el desprecio de su comunidad y llevarle a la muerte 

Si quieres conocer más curiosidades sobre la ciudad de Toledo en el Siglo XIII te invito a visitar La Catedral de Toledo: una frontera entre el bien y el mal.

Leave a Reply

El Toledo del siglo XIII era un mundo de secretos al alcance de muy pocos.Acompáñanos para conocerlo

Déjate guiar a través del laberinto.